• Las Claves del Éxito

Las Claves del Éxito

Las Claves del Éxito que hemos destilado a lo largo de toda nuestra trayectoria garantizan el éxito de cualquier proyecto que desarrollemos en Internet. Conocemos el sector, sabemos cómo se está transformando y apostamos por la innovación y la creatividad asentadas en la innovación y el conocimiento.

Todos estos valores inspiran nuestro comportamiento y nuestros proyectos. Combinar adecuadamente estrategia, creatividad e innovación para aprender progresivamente, asumiendo riesgos y definiendo una metodología propia y rigurosa, sintetizado todo este conocimiento y metodología en cinco fases.

Estas cinco claves se basan en la experiencia y en casos de éxito contrastados. Durante años hemos observado los patrones que se han cumplido en multitud de experiencias y entornos en transformación. Tenemos los conocimientos y la experiencia, pero también la visión estratégica global para que el proyecto cumpla sus objetivos y sea un éxito.

1. Estrategia:

1. Estrategia:

Definir una estrategia es el primer punto para crear un proyecto en Internet. También es el más importante. Estrategia son las acciones necesarias para lograr un objetivo determinado, para lo que se deben definir los medios necesarios, las acciones requeridas y los procedimientos más convenientes para satisfacer con éxito unos objetivos. El éxito no es una casualidad, se basa en una correcta estrategia.

Sabemos definir esta estrategia. Nos apoyamos en nuestros conocimientos, experiencias y metodología propia, con la que podemos definir las fases, las acciones y los recursos necesarios para planificar los objetivos marcados. Plasmamos en un documento guía las diferentes fases de cada proyecto y prevén las posibles desviaciones, marcando los objetivos a corto, medio y largo plazo.

2. Captar:

2. Captar:

Cada día se crean más de siete millones de páginas web. Es una cifra impresionante. La visibilidad es, por tanto, cada vez más difícil: competimos por una atención escasa y por un tiempo que se reduce día a día. No es suficiente con estar en la Red, con lanzar una web al mercado. Si nadie lo ve, a nadie le importa. Captar la atención de los usuarios en forma de interés y visitas (tráfico) debe ser un elemento fundamental para convertir un proyecto digital en un éxito. Si despertamos el interés, captamos la atención, un activo tan preciado que no puede comprarse con dinero.

Para captar y atraer tráfico empleamos diferentes técnicas y estrategias. Cada una de estas medidas conlleva una serie de acciones que deben realizarse de manera coordinada y, al mismo tiempo, diversificada. Encontrar el punto adecuado depende de la naturaleza y objetivos de cada proyecto, pero conocemos todas las fórmulas.

  • Buscadores (SEO)
  • Buscadores (SEM)
  • Web 2.0 y Redes sociales (SMO)
  • Geomarketing
  • Intermediarios y Referidores
  • Branding y Reputación
  • Marketing y publicidad online

3. Enamorar:

3. Enamorar:

La notoriedad y el conocimiento son muy relevantes, pero insuficientes. Cada día conocemos a decenas de personas, pero sólo unas pocas son especiales. Estas son las que destacan y las que crean fidelidad, preferencia y recuerdo. Un proyecto en Internet que aspire al éxito debe atraer de verdad: debe enamorar.

No es sencillo. Para lograrlo se deben desplegar todas las artes de seducción para el perfil de usuario objetivo. No podemos enamorar a todos los usuarios, pero podemos entusiasmar a determinados perfiles con propuestas ajustadas dotadas de un alto valor añadido.

El primer paso es convencer, relacionarse y transmitir de forma adecuada los elementos principales del proyecto, por ejemplo, qué hace, qué propone o qué vende. Es una cuestión de equilibrios, un proceso en el que interactúan combinados una serie de puntos clave.

  • Usabilidad y Accesibilidad
  • Targets y Experiencias
  • Diseño y Creatividad
  • Multimedia
  • Video interactivo
  • Web 2.0
  • Contenidos

4. Convertir:

4. Convertir:

Un proyecto en Internet puede tener visitas y que estas visitas lo hagan a menudo pero que después se vayan buscando otros incentivos, otras aventuras. Si eso ocurre, todos los esfuerzos por mejorar la visibilidad y el posicionamiento habrán sido en vano, también todo el trabajo por seducir y enamorar. Necesitamos convertir, es decir, transformar a los visitantes de un proyecto web en clientes y en ventas.

Cuando hay conocimiento y atracción el siguiente paso es la acción. Para ello hay que persuadir, dirigir y convencer. Y debe hacerse de forma clara, sencilla, transparente y conveniente. Sólo de esta manera los usuarios enamorados de un proyecto digital se convierten en clientes. Eso es la conversión, cuando los potenciales clientes se convierten en clientes por una venta, un contacto válido o, simplemente, una conversión.

5. Fidelizar:

5. Fidelizar:

Captar, enamorar, convertir… No hay duda que es un proceso complicado y difícil para dejar de seguir trabajando en él. Queremos una relación estable y duradera, con un contacto continuo o periódico. Esta quinta y última clave cierra el círculo y crea una retroalimentación del proceso en forma de un mayor retorno a medio y largo plazo.

La fidelización trata de convertir cada venta en el inicio de la siguiente. Así, un usuario convertido en cliente o contacto que se desee fidelizar debe transformarse en conocimiento e información para próximas ocasiones. Estos datos deben alimentar una base de datos, con la que conocer, analizar, satisfacer y fidelizar mejor con acciones segmentadas que aporten el máximo valor y satisfacción. Sin duda, una importante ventaja competitiva frente a la competencia.

  • Filosofía CRM
  • Tecnología
  • Satisfacción
  • Cuadros de mando
  • Analítica
  • Boletines
  • Microacciones

¡Hagamos juntos algo alucinante!

Cada cliente, cada empresa, cada idea, son únicas y especiales, por eso queremos formar parte de ellas.

Preséntenos sus objetivos, nosotros le ayudamos llegar a ellos. Acompañar a nuestros clientes de la mano para que descubran su máximo potencial en la red. Descubrir junto a ellos el camino. Crecer juntos y disfrutar de cada éxito. Sentir cada proyecto como nuestro.